Inicio  >  Opiniones del experto  >  Misterios de la piel: marcas de nacimiento, herpes, verrugas y lunares

Misterios de la piel: marcas de nacimiento, herpes, verrugas y lunares

Dr. Juan Arenas Asesor Médico Eucerin
misterios-de-la-piel herpes marcas de nacimiento

Dado el gran número y variedad de afecciones cutáneas existentes, no tendría sentido intentar dar aquí una descripción, ni siquiera somera, de las enfermedades que pueden afectar a la piel. Tampoco tendríamos suficiente espacio para describir las principales, o para mencionar sólo por su nombre todas las que entran en cada tipo de la clasificación.

No obstante, para nuestro post de hoy, hemos elegido un conjunto de dolencias que  responden a una particularidad: en la piel hay más misterios que en otros órganos, en el sentido de que hay más enfermedades que la Medicina no ha logrado comprender, o que la Ciencia sí entiende, pero que el público sigue atribuyendo a causas y motivos totalmente falsos o alejados de la realidad.

Entre los que más han excitado la imaginación popular se encuentran los estigmas, marcas de nacimiento en la piel de color rojizo-morado. En alguna ocasión, estos estigmas han permitido identificar de forma inequívoca a personas que las llevan en su piel cuando aún no existían los medios científicos para hacerlo, como es el estudio de las huellas dactilares (impresiones digitales). Las culturas mediterráneas las han atribuido a antojos, caprichos insatisfechos de las madres gestantes que se manifestaban luego en la piel del recién nacido como una marca con la forma y aspecto del deseo insatisfecho (fresas, uvas, moras; casi siempre la imaginación popular cree ver en ellos alimentos, sobretodo frutas).

En realidad, estas marcas de nacimiento, totalmente inofensivas, y que los médicos llamamos hemangiomas, nada tienen que ver con los deseos de la madre. Prácticamente son malformaciones de los vasos sanguíneos de la dermis. Hay muchos tipos de hemangiomas, desde las marcas en forma de fresa, que a veces desaparecen al año o los dos años de vida, hasta los nevos (en latín nevus en singular y nevi en plural) de distinto tipo, que a veces son una marca definitiva en la fisonomía de una persona (p.ej: Gorbachov).

Si con los hemangiomas los confundidos son los pacientes, en el caso de la psoriasis somos los propios médicos quienes no atinamos a explicar su causa ni a encontrar una cura. De todos modos, lo que sí sabemos de estas marcas comunes y persistentes, rojizas y moteadas de escamas, es que se pueden aliviar con ciertos medicamentos (corticoides) y, muchas veces, con un remedio mucho más sencillo: exponiendo al sol la zona afectada. Esta solución, valedera para la psoriasis, sería totalmente contraproducente para otra misteriosa enfermedad, el lupus eritematoso, pues es una dolencia que se agrava con la luz solar (y se alivia, no se sabe bien por qué, con medicamentos contra la malaria). Este es un buen ejemplo de la importancia crucial que tiene en Dermatología el diagnóstico diferencial, es decir, la correcta identificación de la enfermedad que se trata, aún cuando los síntomas y el aspecto de las lesiones pueden inducirnos a la confusión.

Entre los “misterios para legos”, que han confundido a los pacientes aunque ya casi no tienen secreto para los médicos, están las vulgares verrugas. Hace tiempo que se sabe que son infecciones víricas, y por tanto contagiosas, aunque es más común el autocontagio entre un punto y otro de la piel de una misma persona que el contagio entre personas distintas. El herpes zoster es otro de los misterios a descubrir en este post. En ciertas regiones se llama culebrilla ya que, según dice la leyenda, si rodeaba por completo el cuerpo de una persona, ésta moría, lo cual es tan falso como improbable; un herpes zoster no podría tener un recorrido tan largo y cerrado. Es curioso saber que éste es causado por el mismo virus que, en otras personas y circunstancias, ocasiona la varicela.

Los lunares abultados, con frecuencia dotados de unos pocos pelos rígidos (nevos pigmentados en el lenguaje médico) no son, como se cree, más frecuentes en las mujeres ancianas que en las demás personas. Éstos se deben a alteraciones del número y funcionamiento de los melanocitos, tal como ocurre con los lunares comunes y planos. Por su parte, el vitíligo, también encuentra su causa en este punto, se trata de una enfermedad que provoca unas manchas como lunares “en negativo”, es decir, desprovistos de pigmentación y que, por su blancura, hacen un contraste con el tejido adyacente.

Bookmark and Share
19 Comentarios

¿Te ha gustado esta entrada?

¡Suscríbete al blog y no te pierdas nada! Por RSS


19 respuestas a “Misterios de la piel: marcas de nacimiento, herpes, verrugas y lunares”

  1. adriana dice:

    mi sobrina tiene un lunar en la espalda media de nacimiento pero no se vascularizado en forma de fresa es de color café como se define será maligno o benigno?

    • Eucerin® dice:

      Por las características de la lesión pigmentaria que nos describes, no hay indicios de malignidad (ser de nacimiento, forma de fresa, no vascularizada), PERO, no se puede emitir nunca un juicio diagnóstico “sin ver” la lesión por un profesional, por ese motivo ante cualquier mancha cutánea de esta índole es imprescindible tener un diagnóstico preciso para poder tratar y cuidar la piel de forma correcta, por lo que, en este caso, ante la duda te aconsejamos recurrir a la opinión de tu dermatólogo. Un cordial saludo.

  2. gloria dice:

    entonces si te rascas las verrugas cuando te pican te pueden salir mas?

    • Eucerin® dice:

      Hola Gloria,
      Muchas verrugas (si son de origen vírico como las del “molusco contagioso”) tienen un líquido en su interior que es altamente contagioso y es posible que al rascarse se esparza más a su alrededor y salgan más; pero si la verruga es sólida, es posible que al rascarla y arrancarla, ya no aparezcan nunca. Como consejo, mejor no rascarse para no dañarla y consultar con tu dermatólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *