Inicio  >  Opiniones del experto  >  El acné desde el punto de vista médico

El acné desde el punto de vista médico

Doctor Antonio Torrelo, Jefe de Serv. de Dermatología Hospital Niño Jesús
acné médico tratamiento Eucerin

El acné es una enfermedad inflamatoria crónica del folículo pilosebáceo que afecta a casi un 90 % de los adolescentes de todo el mundo, y también a un 10-15 % de adultos. Aunque aún desconocemos la causa concreta del acné, se supone que se origina por un estímulo hormonal androgénico que induce una mayor producción de sebo por las glándulas sebáceas.

La obstrucción del poro conduce a la retención del sebo, que da lugar a la formación de lesiones de tipo comedones; cuando aún persiste una comunicación con el exterior, se producen los conocidos como puntos negros (comedones abiertos), mientras que cuando la obstrucción es completa, no hay posible comunicación al exterior y se originan los puntos blancos (comedones cerrados). A partir de este  momento se inicia una proliferación bacteriana, principalmente de una bacteria denominada Propionibacterium acnes, que es capaz de producir gran cantidad de productos y mediadores inflamatorios, que darán lugar a las lesiones inflamatorias denominadas pápulas granos sin pus (pápulas) y granos con pus (pústulas).

Posteriormente, pueden aparecer lesiones secundarias de tipo variado, desde quistes a cicatrices inestéticas. Por tanto se entiende que el tratamiento del acné debe estar dirigido:

  1. A evitar las circunstancias que favorecen el acné, principalmente la obstrucción del orificio folicular;
  2. A reducir en lo posible la secreción sebácea, la inflamación y la proliferación bacteriana.

La importancia de la limpieza

Es importante realizar una correcta limpieza e higiene cutánea, así como prohibir la manipulación de las lesiones, pues es la mayor causa de producción de cicatrices. Deben evitarse en la medida de lo posible los cosméticos, cremas y maquillajes, que obstruyan el orificio folicular. No se ha demostrado que la dieta tenga ninguna influencia sobre el acné; no deben prohibirse sistemáticamente el chocolate, la grasa de cerdo o la leche.

Tratamiento

La desobstrucción del orificio folicular es fundamental para tratar las lesiones iniciales, no inflamadas, de acné (comedones). A este fin existen numerosas sustancias tópicas, como el peróxido de benzoilo, el ácido azelaico o los alfa-hidroxiácidos; todas ellas reciben en conjunto el nombre de ‘agentes comedolíticos’, pues su función es la ruptura del comedón y la desobstrucción del orificio folicular. También los derivados del ácido retinoico (retinoides) tienen esta función por vía tópica.

Los antibióticos tópicos reducen la proliferación bacteriana y también tienen un efecto antiinflamatorio. En muchas ocasiones, es adecuado combinar un agente antibiótico con un comedolítico o un retinoide tópico, para potenciar las acciones de ambos. El efecto antibacteriano y antiinflamatorio de los antibióticos también puede conseguirse administrando un antibiótico por vía oral, el cual puede combinarse también con comedolíticos o retinoides tópicos. Es adecuado que el dermatólogo paute la administración oral y tópica de estos productos.

Por desgracia, no existe ningún medicamento tópico que sea capaz de reducir la secreción sebácea; solamente la administración oral de un retinoide denominado isotretinoína es capaz de ejercer esta función; además, la isotretinoína oral tiene efecto desobstructivo para el orificio folicular y antiinflamatorio, por lo que es de extrema eficacia en el acné. Sin embargo, su uso está absolutamente restringido a especialistas en dermatología y para acnés graves o resistentes a tratamiento, por sus potenciales efectos adversos y su necesidad de control médico adecuado.

Siempre debe recordarse que el acné es potencialmente tratable, mejorable, y en la mayoría de los casos, curable, aunque siempre se requiere de la paciencia y del estricto seguimiento de las observaciones médicas por parte de quien lo padece. Las secuelas del acné son también tratables por métodos estéticos, en caso de ser necesario dicho tratamiento.

¡Espero haberos resultado de utilidad!

Bookmark and Share
6 Comentarios

¿Te ha gustado esta entrada?

¡Suscríbete al blog y no te pierdas nada! Por RSS


Entradas relacionadas

DermoPURIFYER
Doctor Antonio Torrelo, Jefe de Serv. de Dermatología Hospital Niño Jesús
Go to post
copia5620117_m
Doctor Antonio Torrelo, Jefe de Serv. de Dermatología Hospital Niño Jesús
Go to post

6 respuestas a “El acné desde el punto de vista médico”

  1. CHARO dice:

    MI hijo tuvo un acne severo, le pusieon un tratamiento muy fuerte, con el cual se le corrigio.

  2. Maria Begoña Alvarez Horas dice:

    Me parece muy interesante el tema del acné. A pesar de ser para adolescentes, he conocido personas de 40 años, con el mismo problema.
    Encuentro importante, el tema de la limpieza diaria del cutis, además de evitar que se extienda, debido al contacto con las manos.
    Si se siguen los cuidados, con constacia, se mejora visiblemente.

  3. Julia dice:

    Gracias por su información, doctor.

  4. noasalamanca dice:

    esta bien saberlo.gracias por el mensaje.

  5. Javier dice:

    Que tipos de acne hay

  6. montse perez dice:

    me gustaria q hablarais sobre las manchitas de la piel a los40años ,y si es recomendable despues de utilizar sus productos se puede utilizar una base de maquillaje.gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *