Inicio  >  Opiniones del experto  >  Así cuidas tu piel tras el verano

Así cuidas tu piel tras el verano

Dr. Juan Arenas Asesor Médico Eucerin
copia10993934_m

Más piel expuesta al exterior, más elementos externos que contactan con nuestra piel, más posibilidades de deshidratación, más transpiración, el aire acondicionado…. Son muchas las situaciones que nos pueden afectar y acusamos las consecuencias, quemaduras solares, sequedades, desprotección, manchas del sol… por lo general, después del verano, es muy común que notemos que nuestra piel se ha quedado sin brillo. ¡Ha llegado la hora de cuidarla con un tratamiento exfoliante!

Exfoliar para recuperar la piel

Principalmente, los excesos de sol, el cloro de la piscina o la sal del mar, suelen resecar la piel. Es el momento de exfoliarla para retirar las células muertas que se acumulan en la epidermis y así acelerar la regeneración cutánea. Nuestra piel renacerá y afrontará el otoño con una protección extra.

La piel se regenera naturalmente cada 28 a 30 días. Al exfoliar suavizamos la piel y, lo más importante, promovemos la regeneración de células nuevas, lo que fortalece la piel y la provee de elasticidad. Además, la exfoliación contribuye a que ciertas marcas y lesiones cicatriciales leves desaparezcan totalmente.

La exfoliación consiste en un acto que, según sea la “energía” exfoliante, puede requerirse más o menos frecuentemente. Si nunca ante se ha exfoliado la piel o hace mucho que no se ha hecho, se puede comenzar a realizar este ritual una vez a la semana durante el primer mes. Después, hay que reducir la frecuencia de las exfoliaciones a una cada quince días porque de lo contrario la piel puede irritarse. Tras realizarlas, siempre hay que aplicar una loción hidratante y así se asegura una piel saludable y bella. Si la piel es muy sensible o muy seca, hay que exfoliar con menos frecuencia: una vez cada tres semanas sería suficiente.

Los secretos de una buena exfoliación

La exfoliación es un ritual de belleza muy sencillo, pero para que sea efectiva hay que realizar los siguientes pasos:

-En primer lugar una ducha con agua caliente para que la piel se reblandezca

-A continuación aplicar el producto específico sobre una esponja

-Y para terminar, frotar sobre la piel presionando levemente con las manos mientras se hacen movimientos circulares.

Sin embargo, de nada sirven estos esfuerzos si sólo se realizan durante unas pocas semanas. La constancia es fundamental si  se quiere mantener de piel lisa, suave y reluciente.

Hay ciertos momentos en los que nos aprovecharemos de las propiedades de la exfoliación más que otros. Antes de tomar el sol, por ejemplo, es muy adecuado exfoliar la piel porque cuanto más lisa esté la epidermis más uniforme será el bronceado. También es conveniente exfoliar la piel antes de aplicar un auto bronceador ya que este producto sólo actúa sobre la capa superficial de la piel y consecuentemente cuantas más células muertas tenga esta capa más irregular será el color. Sin embargo, si exfoliamos la piel antes estará lisa, nítida y el auto bronceado será uniforme.

Pero es después del verano cuando notamos nuestra piel más ajada; es cuando se requiere de este acto de forma más cuidadosa. Células muertas, durezas, descamaciones, algunas manchas o bronceado desuniforme…. Es el momento idóneo para “barrer” nuestra piel de las impurezas.

Es recomendable consultar al farmacéutico para escoger el producto más adecuado para un programa de exfoliación, tanto si es facial como corporal.

Dr. Juan Arenas

Beiersdorf S.A. Farmacias

Bookmark and Share
3 Comentarios

¿Te ha gustado esta entrada?

¡Suscríbete al blog y no te pierdas nada! Por RSS


3 respuestas a “Así cuidas tu piel tras el verano”

  1. gracias por tan excelentes consejos, personalmente me han dadobuenos fesultados.

  2. María dice:

    yo utilizo pomada regeneradora, me la recomendo el dermatologo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *