Inicio  >  Trucos y consejos  >  ¡Al gimnasio por la cara!

¡Al gimnasio por la cara!

Yovana Rivas
gimnasia facial

Seguramente en algún momento de vuestra vida habéis acudido al gimnasio para tonificar vuestro cuerpo, pero… ¿alguna vez habéis hecho gimnasia facial? Los músculos de la cara son los grandes olvidados y ejercitándolos podemos retrasar el paso del tiempo y conseguir un aspecto mucho más joven y tonificado ¿Queréis conocer algunos trucos?

Al hablar de gimnasia facial, lo primero que se os viene a la cabeza, seguramente sea: poner morritos, hinchar los mofletes, sacar la lengua… En definitiva, poner caras raras, pero la gimnasia facial es mucho más que eso. Es una terapia que en un principio se creó como método fisioterapéutico para rehabilitar algunas partes de la cara y en la que posteriormente se comenzaron a apreciar los beneficios en una piel más tersa y radiante.

En la cara confluyen más de cincuenta y cinco músculos de los que depende, en gran parte, su aspecto. De nada sirve adoptar cuidados cosméticos perfectos, que obviamente solo cuidan la piel, si nos olvidamos del “soporte” de la cara que es la musculatura. Debemos tener en cuenta que hay zonas especialmente estratégicas, en las que el paso del tiempo se hace más visible: la frente, el entrecejo, el surco nasogeniano, las mejillas, el cuello y los ojos. Por eso, hoy quiero enseñaros unos sencillos ejercicios con los que podréis ejercitar vuestros músculos y frenar los efectos del envejecimiento y de la gravedad.

La frente:

A partir de los 30 años van apareciendo más líneas transversales que inicialmente son de expresión, pero que posteriormente se irán quedando más marcadas. Para evitar su aparición os propongo dos ejercicios:

Colocar tres dedos sobre la frente y contraerla de modo que los dedos suban y bajen.

Intentar mover el cuero cabelludo y las orejas sin mover la frente.

Las mejillas:

Con el paso del tiempo, las mejillas tienden a descolgarse y hacerse más flácidas, así que para frenarlo:

Abrir la boca en forma de O, cubrir los dientes con los labios y estirar las comisuras como para sonreír y aflojar.

Marcar exageradamente la U y la I vocalizando ampliamente unas 20 veces.

El entrecejo:

La tensión frunce esta zona de la cara a edades muy tempranas y con el tiempo las líneas se acaban convirtiendo en surcos:

Colocar entre ceja y ceja los dedos índice y corazón, que se moverán suavemente hasta llegar a las sienes.

Hacer suaves movimientos de rotación justo en la zona del entrecejo con los tres dedos de una mano.

El surco nasogeniano:

Las líneas alrededor de la boca, sin duda, añaden años a nuestra cara, por lo que os propongo:

Dar pequeños toques, como “mini-pellizcos”, a la línea de expresión de forma transversal y arriba y abajo.

El cuello:

Es difícil que esta zona no delate la edad. Los músculos del cuello son muy finos y hay que ejercitarlos con regularidad:

Estando acostad@, poner las manos en la paste posterior del cuello e intentar levantarlo, de modo que el mentón apunte hacia arriba.

También tumbad@, tener la boca abierta sin tensión e ir cerrándola solo moviendo el maxilar inferior y notando cómo se ejercita el cuello.

De pie, poner la mano en el cuello y levantar la cabeza notando la tensión en él.

Los ojos:

Las bolsas o los párpados caídos son dos signos que aparecen a menudo en gente que todavía es muy joven, por lo tanto…:

Automasajear con la yema de los dedos situados en la parte externa del ojo, haciendo ligeros movimientos hacia el lagrimal.

Intentar cerrar los ojos solo con el párpado inferior haciendo fuerza y relajando después.

Abrir y cerrar los ojos fuertemente, sin arrugarlos, varias veces.

En definitiva esta es solo una pequeña muestra de ejercicios que podéis realizar, seguramente podréis encontrar muchos más, pero no debéis olvidar que cada ejercicio debe repetirse un mínimo de 10 veces, dos veces a la semana, que debéis hacerlo cuando estéis tranquil@s y que los efectos no son visibles de inmediato, como todo, tenéis que ser constantes, y no olvidar que los cuidados cosméticos y un ritmo regular de sueño serán determinantes para el ritmo de envejecimiento de la cara.

¿A qué esperáis para comenzar?

Yovana Rivas.

Bookmark and Share
25 Comentarios

¿Te ha gustado esta entrada?

¡Suscríbete al blog y no te pierdas nada! Por RSS


25 respuestas a “¡Al gimnasio por la cara!”

  1. silvia dice:

    en definitiva a reir,sonreir con todas las ganas, 3 veces x dia!!!…resume todo!!!!!!

  2. luna giorgi dice:

    buenisimos los ejercicios y consejos gracias

  3. luna giorgi dice:

    Buenisimo todo lo enseñado gracias

  4. escorte gril dice:

    Gracias por la crítica sensata sobre http://www.tublogdelapieleucerin.com . Yo y mi vecino se acaba de preparar para hacer una investigación al respecto. Tenemos un robo de un libro de nuestra biblioteca local, pero creo que he aprendido más de esta entrada. Estoy muy contento de ver la información tan grande que se comparte libremente por ahí. respecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *